Google

viernes, 15 de agosto de 2008

Transbordador espacial.

Lo de ser astronauta nunca fué una de mis ilusiones de pequeño. No quiero decir que no quisiera estar en el espacio, pero lo de ir con el traje blanco de la NASA no era lo mío. En cambio, lo de ir en nave espacial, ya sea un caza o un destructor, ya era otra cosa. Me encantaban las historias del espacio, de nuevos mundos y de máquinas como robots, naves espaciales o cualquier otro ingenio del hombre. Quizá tuvieron mucho que ver dibujos como Ulises o el Capitan Haddock (no, no es el de Tintín y tampoco sé si lo he escrito bien) y películas rollo Star Trek o La Guerra de las Galaxias.


¿Creeis que la televisión forma un poco las ilusiones de los pequeños? Yo soy de las personas que cree que a los niños todo les impresiona y les ilusiona y en pocas palabras creo que las cosas que vives de pequeño te condicionan... de qué manera! Como veis yo sigo pensando en naves espaciales jejeje


El tiempo y la cantidad de luz conforman la imagen en el material sensible (o sea en el sensor de la cámara). Para esta fotografía, que como veis no es el reactor de una nave espacial sino una lámpara de mesa, la gracia está en conseguir que pase la estela de luz de la lámpara pero tan rápidamente que el resto de la imagen que tiene una iluminación normal no quede registrada en el sensor, viendose negra. No hay Photoshop, esto es fotografía.
Pentax K10D, Pentax Super Takumar 135mm f/3.5 + Tubos extensión Jessop M.

2 comentarios:

stock report dijo...

im your favorite reader here!

super lotto numbers dijo...

Yugs, daw nabasahan ko naman ni sa iban nga blog?

Software fotografico gratuito