Google

jueves, 31 de enero de 2008

No estamos solos... siempre hay alguien.

A veces el mar devuelve una piedra a la playa,
y la piedra se siente expulsada,
fuera de su sitio...
abandonada en un desierto de arena,
sin embarga aún puede sentir el roce del agua
aunque piedra,
tienes sentimientos
y acabas sintiendote sola
pero NO es así, en ese desierto,
en ese nuevo lugar hay muchas otras piedras que te apoyan
y que están ahí contigo...
Hasta que al final la marea te llega y vuelves a tu añorado mar...

2 comentarios:

Avi dijo...

Es bonito el pararelismo de la piedra con la soledad, la verdad es que cuando vi la foto, es lo que me transmitió. Creo que todos somos, en algún momento esa piedra y que nos cuesta, algunos más que a otros, ver más piedras por ahí.

Avi dijo...

Es bonito el pararelismo de la piedra con la soledad, la verdad es que cuando vi la foto, es lo que me transmitió. Creo que todos somos, en algún momento esa piedra y que nos cuesta, algunos más que a otros, ver más piedras por ahí.

Software fotografico gratuito